martes, 27 de diciembre de 2011

¿Desde dónde hablas? Bitácoras Ignotas


Desde los caminos inciertos, desde los sueños perdidos

Desde la denuncia de una humanidad olvidada, sentada en la ignominia

De manos de una vida que no es lo que los primeros años de ilusiones pronostican, aparentan, deparan en medio de tanto caos.

Hablo desde la nueva realidad de los pueblos latinoamericanos, ya no Macondo en medio de la nada, ya las tristes y grandes macondos que abundan, llenas de dolor e indiferencia.

Desde la sensibilidad de lo humano, de la soledad, del reencuentro con la vida y el otro, no la mitad de un yo que ya es entero: el amor, el amigo, el amante.

Desde la vida arruinada por otros a los que ya les habían arruinado la vida. ¿Cuándo se rompe ese círculo?, quizá nunca.

Hablo desde el sentimiento más profundo, desde la vida misma.

Desde la primera lluvia de un verano que se antoja insoportable.

Desde la soledad de las gotas que van configurando los recuerdos y las historias, ya más tupidas, ya más lentas, pero intermitentes, como los recuerdos, como las historias,

Desde las entrañas de rabias y dolores, desencuentros y pasiones tan humanas como la propia humanidad.

Hablo desde una historia de redes sociales vivas y la vida cotidiana conviviendo con las grandes historias en las que se convierten nuestras vidas.

Desde la reinvención de la literatura latinoamericana, con frescura y deleite, no con dolor y tristeza

Desde el más profundo sentir de vida.

Hablo desde las bitácoras ignotas que son nuestras vidas, todas las vidas humanas.

Hablo de Bitácoras Ignotas, un libro de la escritora Venezolana Lesbia Quintero, un libro que me encantó leer, porque sabe cómo dibujar la realidad latinoamericana, cierto, un fragmento, porque en esta Latinoamérica nuestra existen tantas realidades que de más está decir que abarcarlas todas en una sola historia sería una tarea titánica. Pero Les sabe cómo abstraer un mundo tan complejo como es el de una clase media profesionista y plasmarlo y entretejerlo.

1 comentario:

  1. Laura querida, me encanta esta hermosa reseña donde las palabras vibran mientras describes la trama y exploras la esencia de Bitácoras ignotas. Me complace (enormemente)porque has visto un punto del que ni siquiera me había dado cuenta, y es ese acercamiento a la literatura latinoamericana desde otro enfoque, desde mi propia visión, apenas caigo en cuenta que ese aspecto está ahí, latente. Gracias mil, gracias infinitas por tu excelente y aguda apreciación. Un abrazo gigante desde esta Caracas que espera días mejores.

    ResponderEliminar