martes, 1 de marzo de 2011

Un poco de vida


Recuerdas ese camino que tomamos aquel día de invierno, entre pinos y robles y muchos otros árboles y arbustos, era un camino hermoso con restos de hojas ya viejas, ya olvidadas. Era un día de los de antaño, de sol, pero frío, un frío bastante agradable, lo suficiente para poder caminar. Claro ya sabes, a mi siempre me ha gustado el frío y hay momentos en los que me agrada demasiado. Mi cuerpo a veces lo reciente, creo que empieza a envejecer invariablemente y recordé que tengo culpa de algo y por eso no había sido feliz, y lo recordé porque ese día empezó a cambiar mi vida, empecé a ser feliz, asentir que podía encontrar formas de ser y hacer y ese lugar tiene un significado especial, me remonta a días extraños que no se si existen o existieron, me remonta a algo que me alegra por dentro, no se dónde, no se si el alma porque de eso no estoy segura, quizás en el hipotálamo y de ahí manda un mensaje al corazón, a las venas, a la misma sangre para que corra vigorosa por mi interior y provoque sensaciones agradables.

Los recuerdos siempre llegan así, desbalagados por mi memoria, a veces a torrentes y entonces no hay que dejarlos escapar y hay que soltarlos para que descanse el alma y entender un poco la vida y hacia dónde vamos otra vez, qué hay, qué sigue. A mis alumnos siempre les digo que hay que salirse del círculo y convertirse en un espectador, creo que no he seguido ese consejo, como seguido solemos hacer con los consejos. ¿Un espectador de qué? De su propia vida primero, de su oficio o profesión después, imaginar a la sociedad como un círculo en el que jugamos, como ese juego de niños llamado Doña Blanca en el que nos tomamos de las manos y empezamos a girar y dentro de ese enorme círculo vemos otros más, muchos más, en algunos estamos más afianzados, a otros ni siquiera entramos jamás en la vida y a veces ni sabemos que existen pero todos ellos de alguna manera influyen en nuestra forma de vivir. Pero me encanta esta forma de tratar de ver la vida porque enreda un montón de personas y circunstancias, las historias de vida que se pueden ir mezclando salen a relucir en cada contacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario