viernes, 29 de abril de 2011

Algún extraño día...


Algún extraño día, en algún extraño lugar donde la vida pasa
y la muerte llega como llega el viento, el polvo en un desierto.
No pasa, se queda, se convierte en mal, se convierte en dolor.
Actúa como si no pasara nada.

Algún extraño día, en algún extraño lugar llegó la muerte
y ahí se quedó, jugó, paseó por los rincones, por los sueños,
volvió a sentarse en el espacio que pronto quedaría vacío.
Actúa como si no pasara nada.

Algún extraño día ella llega, a veces la esperas, a veces no,
pero ella siempre llega en el momento preciso, y el momento preciso
es el que ella escoge, cuando el alma se ha enfriado, nunca antes, nunca después.

En algún extraño lugar ahora está ahí, sin pedir permiso, sin dejar huella, sin siquiera importarle.

2 comentarios: